Pan casero de trigo integral (con panificadora)

¡Hola a todos!

Desde que nos compramos una panificadora (SilverCrest, de Lidl), no hemos parado de hacer pan en casa y ya hace dos semanas que ni compramos pan en el súper o en la panadería del barrio. Pero es que el pan casero, para mi sorpresa, ¡está mucho más rico que el comprado en panadería! Poco a poco vamos puliendo las recetas y dando con lo que más nos va gustando de unas u otras, hasta cogerle el punto. 🙂

Hoy os traigo la receta de pan de trigo integral que hicimos la última vez en casa que es el que más nos ha gustado de este tipo. Además utilizamos ingredientes súper fáciles de encontrar en los supermercados y no tiene ningún misterio. ¡Allá va la receta!

Ingredientes para pan de 1kg:

350 ml de agua

25 g de mantequilla

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de azúcar

540 g de harina de trigo integral

1 paquetito de lavadura seca de panadería (yo he usado de la marca Maizena)

 

Pasos:

Con la panificadora todo es muy sencillo; simplemente hay que sacar la cubeta de la panificadora, e ir introduciendo todos los ingredientes en el mismo orden en el que os los he escrito. ¡Recordad que la levadura no puede entrar en contacto con el agua! Por eso se echará al final, sobre la harina.

Una vez echados todos los ingredientes, volvemos a colocar la cubeta en la panificadora, cerramos la tapa, y procedemos a seleccionar el programa para pan integral (en mi panificadora es el programa 3, Integral), seleccionamos el peso del pan (1000g), y el grado de tostado (a gusto del consumidor, pero yo lo pongo “grado medio”), y le damos a iniciar.

Ya a partir de ahí, la panificadora primero se precalentará un poco y a los pocos minutos comenzará el amasado. Ya sólo nos quedará esperar y esperar, y poco antes de iniciarse el horneado (en mi caso, la panificadora avisa con unos pitidos), se pausa el programa, y sacamos la cubeta para poder sacar la masa, darle forma al pan y quitar las varillas de la cubeta (que ya no nos hacen falta durante el horneado).  Para ello, pongo un poco de harina en la encimera de la cocina y en las manos para evitar que se me pegue la masa (aunque la masa de pan de este tipo de harina no resulta muy pegajosa, pero ya por costumbre lo hago). Le doy algo de forma a la masa y le aplico un poco de harina por la cara externa para poder desmoldar posteriormente con más facilidad el pan de la cubeta.

Una vez que termina el proceso de horneado, apagamos la panificadora y sacamos la cubeta con unos guantes para evitar quemarnos. Ahora toca sacar el pan de la cubeta: si le pusimos una fina capa de harina recubriendo la masa y simplemente giramos la cubeta, el pan saldrá fácilmente. En el caso de mi panificadora también se puede hacer girar los ejes (donde se colocan las varillas de amasado) un par de vueltas y ya con eso será suficiente para hacer que el pan se suelte completamente y poder sacarlo. Conviene dejarlo enfriar un poco sobre unas rejillas unos 15-30 minutos, después se puede guardar en una bolsa de tela o en una panera de plástico, y puede llegar a durar 3 días en muy buen estado. Si lo deseáis, también podéis congelarlo y os duraría 1 mes. Tened en cuenta que el pan casero no tiene ningún conservante, por lo que se estropea más rápidamente que el de las panaderías.

¿A que es fácil? ¿Os animáis a hacerlo en casa? ¡A mis hijos les encanta!

recetapantrigointegral2

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .