Pan de cebolla y aceitunas (con panificadora)

¡Hoooola a todo el mundo!

Hoy os traigo una receta que os va a encantar si os gustan los panes que ponen en los restaurantes La Tagliatella. En mi familia esos panes nos chiflan, y por eso el otro día se me ocurrió intentar hacerlo yo misma en casa. He de reconocer que la primera vez que lo hice, no salió bien. Culpa mía, por varios errores que cometí. Pero de los errores se aprende, y después de darle vueltas al coco, encontré la solución y al segundo intento, conseguí hacer este pan riquísimo.

Si queréis sorprender a vuestros familiares o amigos en una comilona, probad esta receta. Sirve tanto como aperitivo, como para desayuno, merienda o para acompañar un buen plato de pasta… Y está de muerte. Ahí va la receta:

pandecebollayaceitunas2

Ingredientes para pan de 1kg:

310 ml de agua

1,5 cucharaditas de sal

1 cucharadita de aceite

530 g de harina de fuerza

1 paquetito de levadura seca de panadería

160 g de cebolla frita (puedes usar una lata de cebolla frita de Mercadona, o pochar tú mismo la cebolla)

1 lata pequeña de aceitunas (al gusto: rellenas de anchoa, sin relleno, verdes, negras… yo cogí las que tenía en casa en ese momento, rellenas de anchoa, pero les quité el relleno, las troceé y las escurrí bien)

Pasos:

Se echan todos los ingredientes, MENOS la cebolla y las aceitunas, en la cubeta de la panificadora, en el mismo orden en el que los he puesto aquí arriba. Colocamos la cubeta en la panificadora, cerramos la tapa, enchufamos y elegimos programa 2 (para pan de molde o esponjoso), seleccionamos el grado de tueste (yo elegí el medio), y el peso del pan que serían 1000 g. Le damos al botón de inicio y dejamos que la panificadora se encargue de todo, aunque en esta receta tendremos que estar atentos y en la última fase de amasado, deberemos abrir la tapa y añadir tanto la cebolla como las aceitunas troceadas mientras sigue amasando.

Si os fijáis, al añadir estos ingredientes húmedos y grasos, la textura de la masa cambiará, y pasará a ser más pegajosa, y con menor consistencia. Así que tendremos que trabajarla un poco después. Así que dejad harina a mano, y cubrid la encimera o mesa donde vayáis a trabajar con harina, porque la vais a necesitar.

Cuando llegue el momento en el que la panificadora nos avise de que ha terminado el amasado y ha reposado lo suficiente, justo antes de iniciarse el horneado, sacamos la masa y la ponemos sobre la encimera previamente cubierta de harina; retiramos la varillas de amasar, nos ponemos harina en las manos y amasamos añadiéndole harina poco a poco, hasta que deje de estar pegajoso y coja consistencia (no se tarda más de 5 minutos). Entonces le damos forma al pan, y volveremos a introducir el pan en la cubeta para que se hornee.

Finalmente, cuando haya acabado el proceso de horneado, apagamos y desenchufamos, sacamos la cubeta, desmoldamos el pan y lo dejamos enfriar por 15-30 minutos sobre una rejilla.

¿A que es fácil? ¿Os animáis a hacerlo en casa? ¡En mi casa ha triunfado! Si lo hacéis, contádmelo en los comentarios 🙂

pandecebollayaceitunas3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .