Semi naked cake de plátano

Cada vez me fascina más la repostería, no sólo el arte del comer, que también (jeje), sino el arte de hacer tartas riquísimas y bien bonitas.

El lunes con motivo del cumpleaños de mi padre, abuelo de mis criaturitas, tuve la genialísima idea de querer sorprenderlo con una tarta casera. Así, sin más, sin miramientos. Sin pensármelo dos veces. Y claro, después de que se me meta una idea en la cabeza, no hay quien me saque de eso. Pero luego también me agobio yo sola, porque los días solo tienen 24horas y no me da tiempo a nada.

Pues eso pasó. Yo en mi mente visualicé una deliciosa Drip Cake de plátano, buttercream de vainilla y un drip de dulce de leche o de chocolate. Pero las cosas como son: empecé a hacer el bizcocho, y entre pitos y flautas (confesión: entre toma y toma de pecho que le doy a la pequeñina, la demanda de atención del hermano mayor, y las vicisitudes de la vida), me di cuenta de que no me iba a dar tiempo a ná! Ni a hacer la buttercream, ni a usar la manga pastelera, ni a hacer el drip de chocolate… Total, que después de mi momento de ansiedad y angustia: llamé a mi salvador (también conocido como marido), quien encontró unos botes de icing de vainilla la mar de apañados en el súper, y de camino, le supliqué que me buscara frutos rojos (frambuesas, moras, arándanos… lo que fuera!) porque necesitaba algo simple pero bonito para adornar la tarta de manera rápida y sin complicaciones.

Y así, con prisas y a lo loco, de manera impulsiva y espontánea, hice esta tarta que ha triunfado y que ya sé que me la tengo que apuntar para socorrer futuras ocasiones festivas… Así que tanto si queríais como si no, aquí voy a dejar escrita la receta que para eso es mi blog y a mí me interesa dejarla por aquí anotada:

Semi naked cake de plátano y buttercream de vainilla

tarta platano blog1

 

tarta platano blog2

Ingredientes

(Para cada bizcocho)

4 plátanos maduros

4 huevos

225gr de harina para bizcochos (ya incluye levadura)

225gr de azúcar

225gr de mantequilla

una cucharadita de bicarbonato

una pizca de sal

opcional: un chorrito de aroma de vainilla, chips de chocolate (lo que yo usé) o nueces

Utensilios:

Báscula de cocina

Papel de horno

Papel de aluminio

Molde para bizcocho (el único que yo tengo es de 26cm, pero idealmente debería ser de menor diámetro)

Batidora manual o eléctrica

Bol grande 

Cortador/nivelador de bizcocho (o en su defecto, un cuchillo largo de cortar pan)

Base/plato giratorio

Espátula

Bueno, pues empezamos mezclando los huevos con la mantequilla (que debe estar a temperatura ambiente), y después vamos integrando los demás ingredientes y vamos mezclando. Los huevos deben estar maduros, y mejor echarlos ya troceados, para que sea más fácil batir la mezcla. Una vez que tengamos todos los ingredientes mezclados con batidora y la mezcla esté homogénea, vertemos en un molde previamente engrasado.

(Truco: yo uso papel de horno en la base del molde; coloco el papel sobre la base del molde y después se queda bien sujeta al ajustar y cerrar el lateral del molde. Y corto el papel sobrante. Por la cara interna del lateral del molde paso un poco de mantequilla).

En este momento, si lo deseamos podemos echarle a la mezcla trocitos de nueces, o chips de chocolate. Ahora ya ponemos en el horno, en medio, con calor arriba y abajo, a 180º, unos 50 minutos aproximadamente. De vez en cuando comprobar el estado del bizcocho. Cuando esté doradito por arriba pero aún se note con poca consistencia, tapar el molde con papel de aluminio, y dejar hornear hasta que introduciendo un palito, éste salga limpio.

Cuando esté listo, sacamos del horno, quitamos el papel de aluminio y dejamos enfriar. Finalmente desmoldar y usar el nivelador de bizcocho (o cuchillo) para dejar el bizcocho bien lisito.

Fácil, ¿verdad?

Yo por falta de tiempo sólo hice 2 bizcochos así. Lo ideal hubiese sido haber hecho como mínimo 3 bizcochos. Una vez listos los bizcochos (desmoldados y habiéndolos cortado un poco con el nivelador), es el momento de montar la tarta usando buttercream de vainilla.

Como ya os dije no llegué a hacer yo la buttercream, así que no me atrevo a pasaros una receta de buttercream sin haberla hecho yo primero y probar qué tal saldría. Por lo que sólo me atrevo a compartir hoy con vosotros el bote de icing de vainilla que mi marido compró: buttercream icing de vainilla de la marca Betty Crocker.

Ahora viene lo más divertido: Colocamos el primer bizcocho con la cara que se ha cortado hacia el plato, dejando la cara bonita hacia arriba. Ponemos una capa de buttercream en la cara superior del bizcocho, y colocamos encima el segundo bizcocho con la cara que se cortó/niveló hacia abajo, dejando hacia arriba la cara bonita, lisa y sin migas. Ahora colocamos una generosa cantidad de buttercream arriba del bizcocho y con la ayuda de la espátula y del plato giratorio empezamos a extender y alisar. Hacemos igual en los laterales de los bizcochos; colocamos una generosa cantidad de buttercream en un punto del lateral, y girando el plato, vamos repartiendo por todo el contorno. Una vez que este toda la tarta bien cubierta de buttercream, es hora de ir quitando el excedente, y dejarlo como prefiramos. Yo opté por un estilo de semi naked cake, en el que se deja una muy fina capa de buttercream que deja entrever los bizcochos de las capas de la tarta. Si preferís que se quede bien cubierta la tarta y que no se vean los bizcochos, pues no quitéis tanta crema. Simplemente alisamos bien con la espátula, asegurándonos de dejar unos bordes bien rectos, y queda la tarta impecable.

Y ya finalmente llega el momento más personalizable: la decoración. Yo opté por ponerle frambuesas, arándanos, unas hojitas de hierbabuena y una ramita con grosellas (aunque yo hubiera preferido moras, pero no quedaban en el súper). Podéis ponerle toda una corona bien surtida y generosa de frutos rojos siguiendo todo el diámetro de la tarta, o bien algo más sobrio y simple con algunos montoncitos de frutos. Eso es a vuestro gusto. Otra opción es usar manga pastelera y usar el buttercream restante, para adornar la parte de arriba de la tarta con alguna floritura, estrella o flor, y colocarle encima una nuez, y con un poco de sirope de chocolate o caramelo, terminar de darle algún detalle más por los bordes. Yo esto último no lo hice, porque no me combinaba con la decoración que ya le puse de frutos rojos y por falta de tiempo. Pero cada uno es libre de decorarla como quiera.

tarta platano blog3

¿Os animáis a hacerla? Si es así, ¡contadme en los comentarios!

Un comentario en “Semi naked cake de plátano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .