Receta: Pan de miel

Ahora que estamos intentando vaciar la despensa antes de irnos, y no dejar nada perecedero, estoy haciendo algunas recetas poco convencionales. Ayer fue un ejemplo de ello, aunque la idea la tuvo Hermanito Mayor, y ¡qué gran idea!

Se le ocurrió hacer pan con miel. A priori pensé que sería un pan dulce, busqué por internet para ver si existía una receta ya de pan con miel, y saqué la mía propia. He de decir que el resultado es riquísimo, pero no sabe a miel. Sabe a pan, pan auténtico, rústico, crujiente por fuera y muy blandito, suave y esponjoso por dentro. Delicioso. Como ha sido todo un éxito, y muchos me han pedido la receta, la dejo en el blog:

pan de miel

 

Ingredientes

320ml de agua

1,5 cucharadita de sal

2,5 cucharaditas de AOVE

1,5 cucharada de miel (yo usé miel de romero que es la que tenía en casa)

600g de harina fuerza (harina tipo 550)

1 sobrecito de levadura seca de panadero

Pasos:

Yo utilizo la panificadora Lidl para hacer el pan de cada semana en casa, pero si tienes otra panificadora o simplemente lo quieres hacer a mano, seguro que te queda igual de rico. Lo primero que debes hacer es introducir los ingredientes en este mismo orden en la cubeta de la panificadora. Después colocamos la cubeta en la panificadora, cerramos la tapa, enchufamos y elegimos programa 2 (para pan de molde o esponjoso), seleccionamos el grado de tueste (yo elegí el medio), y el peso del pan que serían 1000 g. Le damos al botón de inicio y dejamos que la panificadora se encargue de todo. Antes de llegar a la fase de horneado, cuando la panificadora avise, pausamos el programa, sacamos la cubeta, sacamos la masa y la ponemos sobre la encimera previamente cubierta de harina; retiramos la varillas de amasar, nos ponemos harina en las manos y le damos forma al pan, y volveremos a introducir el pan en la cubeta para que se hornee.

Finalmente, cuando haya acabado el proceso de horneado, apagamos y desenchufamos, sacamos la cubeta, desmoldamos el pan y lo dejamos enfriar por 15-30 minutos sobre una rejilla.

¿A que es fácil? ¿Os animáis a hacerlo en casa? ¡En mi casa ha triunfado! Queda riquísimo tanto para mojar en salsas, como con un chorrito de aceite por encima…  Si lo hacéis, ¡contádmelo en los comentarios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .