¿Qué llevo en las maletas de mano? (Versión viajando con niños pequeños)

Estando ya en plena cuenta atrás para subirnos al primer avión de la jornada de 12 horas de viaje que nos esperará en breve, llevo dos semanas haciendo y deshaciendo las maletas y dándole vueltas a qué llevo y qué no. Es un verdadero quebradero de cabeza. No sé si hice bien o mal cuando reservé el vuelo  con TAP Portugal siendo una oferta especial en la que no venía incluido equipaje para facturar y llevar en bodega (si quería llevar, debía pagar más de 70€/maleta al hacer la reserva del viaje), sólo equipaje de mano (8kg/bolsa o maleta pequeña de 55x40x20cm, para cada uno de nosotros). Finalmente sí contraté la facturación de una maleta grande (23kg máximo), para llevar la ropa de nosotros tres, pero ninguna más, porque tendré que ir yo sola con los dos peques al aeropuerto cargando con todo (y mientras no sepa convertirme en un pulpo con ocho brazos, cargar con 3 maletas de 23 kg, 3 maletas de mano, y dos niños no lo veo fisicamente posible). Así que me encuentro un poco como ante la típica pregunta que te hacen “si solo puedes llevarte 3 cosas a una isla desierta, ¿qué te llevarías?”. Algo así. Porque entre las limitaciones de espacio y de peso, mucho no puedo llevar.

Antes de nada aclaro que llevaré 3 maletas de mano de no más de 10kg cada una.

Para empezar, mi maleta (es de IKEA): llevo todos los medicamentos que suelo tomar diariamente (es lo que tiene tener hipotiroidismo, y déficit de hierro y vitamina D3), junto con la receta e informe médico redactado en inglés, y dos medicamentos prescritos recientemente por la pediatra y dermatóloga para mi hijo mayor, junto con su receta/informe. Además llevo todos nuestros documentos identificativos y sanitarios (no hay que olvidar DNIs, pasaportes con sus visados, formulario I129S…), o del viaje contratado, dos mochilas vacías de los peques con sus respectivas botellas y tupper (para el cole) y los libros del cole* de este curso que acaba de empezar Hermanito Mayor (no están en la foto aún, me los darán el último día que vaya a clase aquí), para poder continuar con ellos en casa conmigo en EE.UU (ya explicaré esto en un nuevo post ;)). Una muda completa -ropa interior, pantalones, camiseta…- para cada niño (nunca se sabe lo que puede pasar, en esas 12horas de viaje… en mi casa llego a cambiar a cada niño dos o tres veces cada día). Y mi ordenador portátil (falta en la foto).

mi maleta mano
Faltan algunas cosas en la foto aún (portátil, por ejemplo), y está sin ordenar todavía (es la única que está sin terminar).

La maleta de Hermanito Mayor: como es una maleta más pequeña que la mía y que llevará él (espero) la mayor parte del tiempo, no he querido que sea demasiado pesada (algo más de 4kg, pero es una maleta con 4 ruedas -muy barata que pillé en Tedi). Así que ahí llevan sus dos cojines cervicales por si deciden dormir en el avión (¡ojalá!), que los también encontré baratísimos en Tedi, unos libros de pegatinas para mantenerse entretenidos en el viaje, dos tablets para la larga espera en el aeropuerto o en el avión, y sus peluches preferidos por los que sienten gran apego (menos uno, que es enorme, y ese no nos entra… Esperamos poder llevárnoslo la próxima vez que vengamos y Hermanito Mayor pueda dormir sin él mientras tanto).

maleta hermanito
También falta en la imagen un tablet (que tengo que cargar la batería), los cojines cervicales están guardados en la zona de la cremallera, y los libros de pegatinas están debajo de tanto peluche… y el “Bebé” de la Pequeñina, pero hasta último momento no lo guardaremos ahí… Cualquiera se lo quita ahora.

La maleta de Pequeñina: es la maleta más pequeñita de todas (pesa con todo 2 kilos), pero ella no iba a ser menos y también quería llevar una. El inconveniente es que es la única maleta que no tiene ruedas y me temo que pronto se cansará de llevarla, porque le va a resultar pesada. En ella, dado que es la más pequeña y manejable de todas, hemos puesto distintas cositas para tener a mano durante los vuelos y tenerlos entretenidos el máximo tiempo posible: dos cajita de lápices de colores (venían con sacapuntas, pero no están permitidos en el vuelo con nuestra compañía aérea, así que los hemos sacado), dos libritos de actividades y otro de colorear, una pizarrita mágica, una cajita con tarjetas para encontrar la pareja (juego de memoria), un juguete que eligieron ellos, pegatinas… Todo esto lo compramos en Flying Tiger, venden muchísimas cosas para que los niños estén entretenidos en viajes en coche o avión. También le he incluido en esa maletita un babero de plástico con bolsillito porque me da miedo cuando coma en el avión (sólo llevo uno, pero no sé quién se ensuciará más si Hermanito Mayor o Pequeñina).

maleta pequeñina

Os muestro algunos de los pasatiempos que llevo para tantas horas de viaje para los niños:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además llevaremos puestos nuestros abrigos cada uno, porque aunque en Sevilla aún no está haciendo falta, cuando lleguemos a Massachusetts, sí que nos vamos a enterar de lo que es el frío…

¿Y qué llevamos en la maleta facturada?  Pues princilamente ropa mía (3 mudas de ropa de invierno, dos pijamas, ropa interior, unas botas térmicas y zapatillas para casa), ropa de los niños (3 mudas de ropa de invierno, 2 pijamas, ropa interior, zapatillas de casa), algunos libros que les gustan a los peques, mi plancha de pelo, lentillas, cuchillas, depiladora, sello para marcar ropa de los peques, y barrera de cama de viaje. Fin.

¿Qué no llevo? Hemos decidido no llevar sillita ligera (que está la pobre ya para el arrastre) porque realmente me resultaba un gasto extra si quería facturar eso. Me sale más económico directamente comprar alguna silla de paseo cuando estemos ya allí asentados (tengo alguna en mente que ya compartiré en algún post). Tampoco llevo las sillas de retención infantil para el coche, precisamente por el mismo motivo (me resulta más caro llevarme las que tengo aquí que comprar unas nuevas allí; además así tenemos las suyas aquí para cada vez que vengamos a visitar a la familia). Ni tampoco llevamos cosas de valor, ya que tampoco es que tengamos objetos muy valiosos y lo poco que podría considerarse valioso se lo hemos dejado a la familia. Muebles, aparatos electrónicos, etc. directamente hemos comprado todo nuevo allí, porque resultaba más caro contratar los servicios de una mudanza internacional llevándonos nuestras cosas, que directamente comprar todo nuevo allí. ¿Qué hemos hecho con nuestras cosas? Algunas las hemos vendido y otras las hemos regalado o dejado a familiares y amigos. Champús, geles de ducha, desodorante, pasta de dientes o cepillos, etc. he decidido no llevarme y dejarlos aquí. Ya allí compraremos lo que necesitemos en cuanto a productos de higiene, y más ropa adecuada para las frías temperaturas y la nieve, y así ahorramos peso y espacio en el equipaje.

¿Algo más que sea conveniente que lleve? ¿Qué me recomendáis? Se me da fatal hacer maletas y siempre me olvido cosas que luego acabo necesitando o echando en falta en el lugar de destino. ¡Soy toda oídos!

2 comentarios en “¿Qué llevo en las maletas de mano? (Versión viajando con niños pequeños)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .