Goldfish caseros

¿Conocéis las galletas saladas de queso cheddar Goldfish? ¿Noooo?

Son un snack muy popular en Estados Unidos, sobre todo entre niños. Unas galletitas saladas de queso cheddar, de ahí su color naranja, con forma de pececito. Están riquísimos… Pero por más que aseguran en el envase que son sanas, lo cierto es que están hechas con aceites vegetales refinados, nada saludables. ¿Pero y si los hacemos nosotros mismos usando mejores ingredientes, controlando la sal y sabiendo que no llevarán ningún tipo de colorante ni conservante?

¡Pues es posible! Mi marido estuvo buscando la forma de hacerlos en casa, ¡y no podría ser más fácil! ¡Coged papel y boli que aquí va la receta!

Ingredientes:

1 taza de harina integral

1/2 cucharilla de café de sal

4 cucharadas de mantequilla sin sal

1 taza de queso cheddar*, rallado **

3 cucharadas de agua

Pasos:

Mezcla la harina y la sal. Pásalos por un procesador de alimentos, junto con la mantequilla hasta que esté todo bien mezclado. Entonces ve añadiendo el queso poco a poco mientras lo va triturando y mezclando el procesador.

Añade el agua, cucharada a cucharada, mientras sigues pulsando el procesador, así hasta que puedas convertir la masa en una pelota con las manos.

Sobre un papel de horno, coloca la masa y utiliza otra hoja de papel de horno encima de la masa, para poder empezar a extenderla y alisarla. Deja que repose unos 10-20 minutos para que la mantequilla se enfríe un poco. 

Extiende la masa hasta que tenga un grosor de unos 2 mm, que quede bien finita, así quedan crujientes.

Corta las galletas de la forma que quieras. Si quieres que sean como los Goldfish originales usa un cortador con forma de pececito, o haz un dibujo en el papel y úsalo para guiarte cortando la forma con un cuchillo (o crea tu propio cortador cortando una lata vieja). Si no, puedes cortarlos de la forma que tú quieras, cuadrados, triángulos o incluso con forma de galleta navideña…

Colócalas sobre papel de horno y hornéalas a 350ºF (unos 175ºC) durante 10-20 minutos (el tiempo variará en función del grosor de las galletas).

Cuando estén ligeramente doradas, sácalas y déjalas enfriar antes de guardarlas. Las puedes conservar en un recipiente hermético durante una semana (Aunque nunca durarán tanto tiempo, si tienes peques por casa, ¡porque las devorarán!)

¿Las conocíais? ¿Las habéis hecho en casa? Contadme si las hacéis en casa si os gustan… ¡Aviso que son adictivas!

Un comentario en “Goldfish caseros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .