House tour: os enseño nuestro nuevo hogar

¡Hola a todos!

Desde hace tiempo me habéis pedido que os enseñe cómo es nuestra nueva morada desde que nos mudamos a Estados Unidos. ¡Y vuestros deseos son órdenes! Me hace especial ilusión poder mostraros cómo es el lugar donde hemos formado nuestro hogar en el extranjero. Quizás no es como vosotros os habéis imaginado… Porque no estamos en la casa que todo el mundo se imagina cuando decimos que nos hemos ido a vivir a EE.UU.. En lugar de una casa con mucho jardín y garaje, cuando dijimos de venirnos aquí, tuvimos claro una cosa; que queríamos algo práctico, cálido, y que no supusiera mucho tiempo ni gastos de mantenimiento, que es lo que suele implicar vivir en una casa (en España somos propietarios de una casa y sabemos realmente qué es eso) Por eso decidimos venir a vivir a un piso, algo amplio, pero simple. Eso sí, con garaje, que como ya he dicho anteriormente en otros posts, aquí los inviernos suelen venir acompañados de mucho frío (mañana tenemos -13º de máxima y -16º de mínima) y nieve, y no queremos tener que estar quitando nieve alrededor ni encima del coche cada día para salir al trabajo o al colegio. Buscamos una urbanización cerrada, por sentirnos más seguros, y con todos los servicios y necesidades básicas cubiertas sin tener que preocuparnos, recién llegados, de tener que buscarnos la vida (que cuando uno llega a un país nuevo, cualquier cosa puede resultar abrumadora y bastante quebraderos de cabeza se tienen cuando uno vive una mudanza internacional). Como véis, buscábamos sobre todo practicidad, simplicidad y comodidad.

sala comun1
zonas comunes de la urbanización
sala comun2
zonas comunes de la urbanización

Como véis tampoco buscábamos lujos, simplemente hemos buscado un apartamento con dos habitaciones (una para nosotros y otras para los peques, aunque al final, cada día amanezcamos todos juntos en la misma cama…), cocina equipada con electrodomésticos (así no teníamos que preocuparnos de buscar, recién llegados, electrodomésticos ni gastar dinero en comprar más cosas), y algo que para mí era muy importante (y motivo por el que descarté muchísimos otros apartamentos, condominios y casas) tener lavadora (y secadora) individual en el propio piso. Es muy común aquí que la mayoría de pisos ofrezcan lavadoras y secadoras en zonas comunes para el uso de cualquier residente (como se ve en The Big Bang Theory, por ejemplo), y no, no es posible en esos casos, instalar tu propia lavadora o secadora en tu piso, porque no está habilitado para ello. Y otro indispensable que queríamos era alquilar una plaza de garaje cubierta, aunque eso supusiera un incremento del alquiler total mensual. Desde luego, ahora que el invierno ha llegado, no nos estamos arrepintiendo de la decisión que tomamos antes de mudarnos aquí. Afortunadamente, a vivir en una urbanización privada sólo le hemos visto ventajas: cámaras de seguridad, cierres de seguridad, alarma antihumo y antiincendio, toda la urbanización es zona libre de humo (con lo cual está prohibido fumar no solo dentro de los apartamentos, sino también desde los balcones o zonas ajardinadas o garajes; para fumar se debe salir del recinto, lo cual agradezco enormemente como madre de dos peques), amplia zona de parking al descubierto y garajes individuales privados, piscina comunitaria, zona de barbacoa y sala común (una casa con gimnasio, sala de ordenadores con Wifi e impresora, cocina -con té y café gratuito para cualquiera que desee tomarse algo-, comedor y salón para uso personal de cualquier residente o para reservar en caso de querer organizar alguna fiesta o reunión privada), y además las viviendas están muy bien aisladas tanto acústica como térmicamente, lo cual se agradece.

img_20190114_150941_618

Este piso era el más económico que vimos y que cumplía con nuestras expectativas. No esperéis ver un piso perfectamente decorado en estilo nórdico de última tendencia, porque si os soy sincera, no hemos querido gastar dinero en decoración ni en muchos muebles; no sabemos dónde estaremos en septiembre… si renovaremos el contrato o encontraremos otra vivienda que nos guste más, no queremos tener que estar desmontando y empaquetando demasiadas cosas. Así que estamos viviendo de manera bastante simple, con las cosas que necesitamos, y poco más. Los niños ahora tienen los juguetes que Santa Claus y los Reyes Magos les han traído, pero hasta estas Navidades han estado apañándose con un par de peluches y cuadernos de actividades o juegos de cartas, que fue lo que me traje en sus maletas en octubre. Asimismo intentamos no gastar demasiado, porque aunque el sueldo es suficiente para vivir más holgadamente que en España, no hay que olvidarse que tenemos una hipoteca que pagar en España, seguros de vida, de hogar, IBI… Si a eso, sumamos los viajes a España que nos gustaría hacer anualmente para poder estar con la familia, es necesario no andar derrochando demasiado e intentar ahorrar un poco, ¿no créeis?

Bueno, que me enrollo. Sin más demora, ¡ya os enseño nuestro piso!

img_20190114_150843_972

img_20190114_151525_207

El apartamento tiene un “open concept” (¿sois fan de los programas de Divinity igual que yo?), salón, comedor y cocina todo en un mismo espacio.  Nada más entrar, tenemos un armario en el recibidor, donde podemos guardar abrigos, mochilas, y zapatos. Al entrar ya en la zona del salón tenemos simplemente un sofá, mesita, lámpara, consola/mueble para televisor y tele. La cocina tiene una isla/barra americana, donde solemos hacer los desayunos y meriendas, comidas más rápidas e informales, mientras que los almuerzos y cenas las hacemos sentados en la mesa de comedor todos en familia. Para el comedor nos gustó comprar unas sillas “junior” para los peques y ya no recurrir a la típica trona, porque ya tienen 2,5 y 5 años, y así se sienten más integrados en la comida familiar. Elegimos muebles blancos que dan más luminosidad al piso y pueden combinar bien en cualquier estancia, independientemente del color de pared que tenga la vivienda.

img_20190114_151552_530img_20190114_151628_838

En la cocina tenemos hornillos eléctricos, horno, y microondas con campana extractora incluida. Me ha costado adaptarme a cocinar aquí, pero ya voy cogiéndole el truco a cada electrodoméstico. Además compramos una Crockpot, que me salva la vida para guisos, y comidas donde necesito cocinar a presión (la uso prácticamente todos los días). Una cosa que nos encanta de esta cocina es que el fregadero viene con un “food waste disposer” o “trash compactor“, lo cual viene súper handy, o apañado, en el caso en el que se te caiga algo de comida de platos sucios por el desagüe, ya que al darle al interruptor, tritura todo y evita que se atasque la tubería. Obviamente sólo se pueden tirar residuos orgánicos, nada de papel u otros residuos, ¿eh?

img_20190114_151613_205

Junto a la cocina, a mano izquierda, si miramos desde el comedor, tenemos una pequeña habitación donde encontramos la lavadora y secadora, y algunas repisas de almacenaje: es el cuarto de la colada, o laundry room, y es donde también guardamos, aspiradora, escoba, fregona, productos de limpieza, etc.

img_20190114_151634_210img_20190120_082807_907

El comedor tiene un gran ventanal que da a un balcón, y en éste hay una puerta que da a la salita de la caldera y cuadro eléctrico, pero no tenemos nosotros acceso a eso. Sólo puede abrir la puerta el “manitas” de la urbanización que se encarga de arreglar cualquier problema que pueda surgir. El apartamento hace esquina y desde el salón podemos ver un pequeño bosque y un parque infantil, que hay junto a otra urbanización vecina.

img_20190114_150826_538img_20190114_151837_695img_20190114_151727_014

Desde el salón podemos acceder a un armario-trastero que tenemos en un pequeño pasillo a mano derecha, y frente a ese armario, tenemos el baño de los peques. Elegimos este baño para ellos porque es el más amplio y el que tiene bañera con ducha, lo cual para sus baños, es lo más práctico. Y entre el baño y el armario, tenemos la habitación de los peques, con su propio armario-vestidor, que viene muy práctico para guardar todos sus juguetes y que no estén ocupando espacio en su habitación, ayudando a mantener algo más el orden en el piso. De momento no tenemos comprados muebles de almacenaje, pero nos gustaría buscar algo para poder clasificar y guardar bien tanto juguete. De momento las camas de los peques nos ayudan ya que vienen con dos cajoneras muy amplias, donde hemos guardado todos sus libros, juguetes pequeños, material de manualidades, plastilina, etc.

img_20190114_151642_605img_20190114_151655_360img_20190114_151912_367img_20190114_151915_619

Finalmente en el extremo del comedor, frente a la cocina, tenemos nuestro dormitorio, con un armario-vestidor, y un baño sin bañera, sólo placa de ducha. Elegimos una cama tan grande (King size), porque venimos de dormir como sardinas en lata en una cama de 135cm en España, donde cada noche nos acostamos dos personas y amanecemos con dos pequeños invasores que nos usurpan nuestra cama y les gusta dormir atravesados y masajearnos nuestras cabezas y espaldas a patadas cada noche. Así que aquí ya que el dormitorio era lo suficientemente amplio, pudimos permitirnos este capricho e intentar así dormir algo más decentemente.

Como curiosidades, podéis ver que no tenemos cortinas, ni persianas, simplemente tenemos estas cortinillas, que en función del ángulo en las que las pongas, se cierran y quitan luminosidad y ganas privacidad. Pero lo que conocemos en España como persianas, realmente aquí no tenemos. Lo cual aún es algo a lo que mis peques aún no se han acostumbrado para dormir… Otra cosilla curiosa es que algunos interruptores nos permiten regular la intesidad luminosa de algunas lamparas de techo (que tampoco es que haya en cada habitación; solo entrada, sala de lavandería, en cada vestidor, baños, cocina y comedor). En los dormitorios y salón no hemos podido poner lámparas de techo, porque no hay agujero en el techo para poder instalar una, así que hemos recurrido a lámparas de mesilla de noche, en nuestro dormitorio, y lámparas de pie para salón y cuarto de los niños.

Y de momento eso es todo. ¿Qué os ha parecido? ¿Os gusta? ¿Qué preferís vosotros: piso o casa? ¿Qué habríais hecho vosotros si os mudáseis al extranjero? Contadme en los comentarios, y si tenéis cualquier pregunta, ¡estaré encantada de responderos!

También he hecho un vídeo del house tour en Youtube, así que os invito a pasaros por mi nuevo recién estrenado canal, donde iré subiendo vídeos para complementar lo que comparto por el blog! Así podréis daros un paseo “en vivo” por el apartamento y os muestro otros detalles, que por fotografía no se aprecian bien. 😉 Y si os ha gustado, no os olvidéis de darle a “Like” o suscribiros, que es como se mantiene vivo un canal de Youtube, jeje, ¡dándole cariño!

<a href=”https://www.bloglovin.com/blog/19757511/?claim=bx3fpp3tj7n”>Follow my blog with Bloglovin</a>

6 comentarios en “House tour: os enseño nuestro nuevo hogar

  1. Me encanta el House tour!!! Tenéis una casa muy bonita, yo hubiese hecho lo mismo, muebles sencillos y poca cosa, q lo de las mudanzas es un rollo. Las zonas comunes son una gozada!!! Eso aqui (por lo menos q yo sepa) no existe jejeje. Por cierto, yo soy de piso, vivimos una vez en una villa y eso de subir y bajar…. Y menos con niños!!!! (Y limpiar claro…)

    Me gusta

    1. Yo en Sevilla tampoco he visto zonas comunes así en una urbanización de pisos. Sin embargo sí he visto cosas así en urbanizaciones privadas de casas, eso sí, en Sevilla al menos, es para ricos y estaba muy muy fuera de nuestro presupuesto jejejeje. Yo lo de subir y bajar tanto no me molesta, pero para limpiar y tener a los niños controlados, es mucho más cómodo todo en una sola planta. Y aunque existen casas de una planta, es mejor el aislamiento en un piso, y no tienes el trabajo de mantenimiento de jardín/patio, chimenea, si tiene piscina hay que mantenerla, cuidarla y limpiarla… Aquí en el piso y con la urbanización eso ya lo tenemos cubierto.

      Me gusta

  2. Yo vivo en un adosado a las afueras de Barcelona y estoy hasta el moño de tanto sube baja y de limpiar. Cuando mis hubieran peques recuerdo el stress que suponía ir a tender a la buhardilla y dejar a los nenes en el salón. En mi pueblo hay adosados con piscina y jardines comunitarios (el mío no) pero en Barcelona ciudad sé que se están construyendo una promoción de pisos cerca del recinto de ferias y exposiciones con piscina,gimnasio y salones sociales comunitarios pero a precio prohibitivo claro!!!

    Me gusta

    1. Cómo te entiendo!! En Sevilla, donde vivíamos nosotros, nuestra casa era un adosado de dos plantas, y es mucho trabajo, y más con los peques. En Sevilla sé que viviendas como ésta de EE.UU. estaría totalmente fuera de nuestras posibilidades. Aquí, en cambio, es algo más al alcance de la gente, aunque es difícil de encontrar pisos o apartamentos con lavadora y secadora in unit (propios en cada vivienda); lo normal y más habitual es viviendas con lavandería comunitaria. Eso hace que el precio sea más económico. Pero no quería tener que pasar por ir a la lavandería común teniendo dos niños pequeños y teniendo que poner 1 o 2 lavadoras diarias! jeje

      Me gusta

  3. Me Encanta tu piso. Eso busco yo para nuestra aventura en USA. En Valencia sí hay residenciales de ese tipo, más caros que un piso normal, pero tampoco de gran lujo.

    Me gusta

    1. Pues aquí al menos es bastante fácil encontrar este tipo de viviendas, al menos en las afueras. Dependiendo de si tienes la lavadora y secadora en tu propio piso o es en la zona comunitaria del edificio/urbanización, el precio varía enormemente.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .