TGIF: primer Snow Day

¡No me puedo creer que ya estemos a viernes! Esta semana me ha pasado volando. ¡Y con razón!

Esta semana la empezamos con el primer “Snow Day” del invierno, ya que la noche del domingo y gran parte de la mañana del lunes había prevista una gran tormenta de nieve. Así que recibimos el domingo por la noche una llamada de la red de colegios de la localidad para avisarnos de que al día siguiente se cancelaban las clases. Primer “Snow Day” oficial. Por lo tanto, ¡nuestro fin de semana se acabó convirtiendo en un puente!

Pero claro, que los colegios cerraran o que los edificios públicos también cerraran… no significa que la empresa privada haga igual. Y en el caso de mi marido, él tuvo que trabajar. Y aunque él podría haber optado por trabajar desde casa ese día, no era posible porque se había dejado el portátil del trabajo en su oficina, junto con el resto de cosas que necesitaba para trabajar. Así que sí o sí, tuvo que salir a trabajar. Eso sí, no le quedó más remedio que esperar hasta las 9 de la mañana para salir de casa, porque teníamos 1 metro de nieve y no había pasado todavía el quitanieves…

El día transcurrió tranquilo, en casa durante la mañana, observando desde la ventana a nuestras vecinas hacer muñecos de nieve gigantes, o jugando con la nieve del balcón (no los dejé salir al jardín a jugar mientras no paraba de nevar, porque estaban los quitanieves pasando). Luego por la tarde, cuando llegó mi marido sí se fueron a jugar con la nieve, mientras yo me ponía al día con cosas de la casa, y comidas para la semana (hice una lasaña de ternera rica rica… ¿vosotros de qué hacéis la lasaña?).

El martes fuimos al club social y mientras los peques se quedaron en lo que nosotros le llamamos el “cole del club”, mi marido y yo estuvimos cotilleando el Winter Market que habían montado en el lobby un grupo de granjeros locales con todos sus productos tanto frescos (huevos y verduras, sobre todo), como artesanales (distintos tipos de pan, galletas, mermeladas, sopas, salsas y otros dulces), y compramos algunas cosillas para probarlas. Después nos pasamos por la biblioteca con la idea de devolver los últimos libros que se habían agenciados los peques hace unos días… Pero claro, no aceptan irse de la biblioteca con las manos vacías. Así que se empeñaron en llevarse más libros.

El miércoles transcurrió sin pena ni gloria, con la rutina cotidiana de cole, baños, etc. pero el jueves no paramos quietos: primero fuimos a la biblioteca porque organizaban el cumpleaños del Dr. Seuss con manualidades, juegos, cuentacuentos, photocall, etc. Además al estar organizado con la ayuda del AMPA del colegio de Hermanito Mayor, coincidimos con muchos amiguitos suyos. ¡Qué contento se puso al ver a su mejor amigo de clase! Antes de salir, les regalaron unos lápices de Dr. Seuss, muchas pegatinas, y marcapáginas… Y mi hijo quiso salir en una foto para el periódico local. (Y sí, habéis adivinado bien: al ir a la biblioteca, aprovechamos para devolver los libros que habían sacado el martes, porque el miércoles nos dio tiempo a leerlos varias veces… Pero obviamente, al devolverlos, quisieron coger más…).  Luego paramos por casa rápidamente para engullir algo de merienda y salir para el club social, porque tocaba clase de deporte para Hermanito Mayor. Después de la clase, hicimos tiempo en el gimnasio infantil hasta que abrieran la piscina familiar, donde estuvimos luego cerca de una hora.

Cuando llegamos a casa, estábamos molidos… Menos mal que hice por la mañana un cocido y sólo teníamos que calentarlo (el cocido nuestro no lleva chorizos… es bastante ligero y está muy rico, genial para una cena; si queréis os puedo compartir la receta de cocido de mis abuelas -que es la que yo uso).

Y hoy viernes, día normalito: hemos tenido cole, y aunque me están rogando los peques ir después al club a jugar… Me temo que tendrá que ser brevemente, porque hoy toca sí o sí hacer la compra al súper.

Para este fin de semana no tenemos grandes planes… Quizás mañana vayamos a Boston, aunque no lo tenemos aún muy claro. El domingo, sin embargo, tocará día casero porque por la mañana nevará y después la nieve dará paso a mucha lluvia durante todo el día… Lo más seguro es que nos escapemos una horita o dos a la piscina del club para salir un poco de casa y hacer algo de ejercicio. Pero salvo eso, será día casero casero.

¿Y vosotros qué? ¿Cómo fue vuestra semana? ¿Algún plan para el fin de semana? ¡Contadme en los comentarios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .