Galletas con trozos de chocolate (Chewy Chocolate Chip/Chunk Cookies)

En una noche de insomnio me quedé mirando por Instagram stories de comidas (soy rarita, pero me relaja ver cómo hacen o decoran tartas y las cortan…) y de repente me salió la imagen de unas enorme y muy apetecibles galletas blanditas por dentro y llenas de trozos de chocolate y tuve que buscar y rebuscar hasta que di con la receta. Me costó bastante dar con las medidas y cantidades exactas, ¡pero lo conseguí! Así que al día siguiente tuve que probar a hacerlas y no podían ser más fáciles de hacer, y además salen riquísimas.

Así que para no perder la receta que tengo apuntada en un papelito y para compartir la sabiduría de esta receta, aquí os la voy a dejar. De nada.

Receta para unas 8 galletas (son tamaño XXL):

Ingredientes:

  • 100g (1/2 taza) de azúcar blanca
  • 165g (3/4 taza) de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de sal
  • 115g (1/2 taza) mantequilla sin sal
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 155g (1 taza y 1/4) de harina
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 110g de chocolate con leche (opcional)
  • 110g de chocolate negro (yo usé de 78%)

Pasos a seguir:

Derretir primero la mantequilla en un bol grande, y luego añadir tanto el azúcar blanca o como el azúcar moreno. Mezclar bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

Añadir el huevo junto con el extracto de vainilla, y mezclar completamente hasta que se quede todo bien integrado.

Añadir la harina, la sal y el bicarbonato, y mezclar hasta lograr una masa homogénea espesa y suave, sin ningún grumo. Añadir los trozos de chocolate y asegurarse de que queden bien integrados en la mezcla. Quedan mejor las galletas si usas trozos de chocolate de una tableta, en lugar de gotas de chocolate. Pero igualmente el resultado va a ser delicioso (abajo os muestro en fotos la diferencia si se hace con gotas de chocolate o con trozos de chocolate de tableta). Puedes elegir el chocolate que más te guste: blanco, con leche, negro, mezcla de tipos de chocolate… Simplemente corta trozos que sean del tamaño de media onza de chocolate o incluso algo más pequeños.

Precalentar el horno a 350ºF/175ºC, mientras guardamos la masa tapada con film en el congelador durante 10-15 minutos.

Transcurrido ese tiempo, sacar la masa, e ir haciendo bolas, bastante grandecitas, como la mitad del tamaño de un puño. Colocarlas sobre una bandeja de horno sobre papel de hornear, dejando una buena separación entre ellas; en el horno, las bolas se acaban aplastando y aumentan su diámetro considerablemente.

Meterlas en el horno a 350ºF/175ºC, durante 15-20 minutos, y sacar antes de que se doren. Dejar enfriar unos 30 minutos para que se endurezcan por fuera. ¡Y luego a disfrutar!

Nosotros no somos de comer mucha azúcar, así que nos damos este capricho una vez a la semana o cada dos semanas, ya que estas galletas son una inyección de azúcar en vena. Hacemos normalmente estas cantidades porque así salen unas 8 galletas, y nos corresponden a 2 por persona en nuestra familia… así nos controlamos (porque aunque nos gusta comer sano, ¡también somos muy muy golosos!).

(Estas galletas de arriba son hechas con chocolate de tableta cortados a trozos, haciendo que las galletas salgan gorditas, crujientes por fuera y blanditas y jugosas por dentro)

(Estas otras galletas están hechas con gotitas de chocolate, y salen más planas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .