Empanada de atún

Una comida que me resulta muy práctica para llevar de excursión, o para una relajada cena mirando alguna película el fin de semana es la empanada. A nosotros nos encanta la empanada gallega, pero como no soy gallega y no soy experta, prefiero no meter la pata, y a la empanada casera que hago yo, llamarla simplemente empanada de atún, por si hubiera algunas diferencias y distinciones con la auténtica empanada gallega; no vaya a ser que vaya a ofender a algún gallego (que lo mismo pasa con la paella y los valencianos… no se os ocurra llamar a un arroz con distintas cosas, paella, porque no es así y muchos se os echarán al cuello).

También he hecho algúna vez empanada de pollo, pero a nosotros la versión que más nos gusta es la empanada de atún. Desde hace un tiempo, he estado probando distintas recetas para hacer la masa (dough/pastry/crust, como queráis llamarlo), y ninguna me convencían… Sí, sé que en los súpermercados venden masas quebradas o masas de hojaldre listas para rellenar y meter en el horno, pero ¿os habéis parado a mirar los ingredientes con los que están hechas? No son nada sanas las que venden precocinadas, y son ultraprocesados, perjudiciales para la salud. Que sí, que serán muy prácticas, y por eso la gente cae y las compra. Pero una vez que se encuentra LA receta, no querréis volver a comprar ninguna masa del súper.

Antes la solía hacer en la panificadora que tenía en España, pero desde que me he mudado a EE.UU., aunque por Reyes recibí una panificadora nueva, aún no me he hecho a esta máquina y no siempre he obtenido buenos resultados. Por eso estuve buscando una receta que pudiera hacer a mano, sin que fuera demasiado complicada, pero que diera un buen resultado. Esta semana por fin he encontrado la receta perfecta para hacer la masa de empanada, así que antes de perderla, os voy a compartir aquí mi receta de empanada de atún (tanto la masa como el relleno), y así todos podemos consultarla cuando queramos hacerla.

empanada2

¿Preparados?

Empecemos por el relleno, ya que lo ideal es que esté frío a la hora de colocar sobre la masa de la empanada, y además podamos usar parte del aceite del relleno para hacer la masa.

 

Ingredientes para el relleno

(esta cantidad da para hacer 2 empanadas, así que antes de añadir el atún y el huevo, si queréis podéis guardar la mitad del pisto y congelarlo para tenerlo para hacer empanada otro día, o simplemente para complementar otro plato)

  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • 1 pimiento rojo
  • 1-2 pimientos verdes
  • 1 cebolla
  • 1 lata grande de puré de tomate o tomate frito
  • AOVE
  • Ajo en polvo (sólo si no tienes tomate frito)
  • Cebolla en polvo (sólo si no tienes tomate frito)
  • Orégano
  • Sal
  • 3 huevos
  • 3 latas de atún en AOVE

 

Pasos

Primero prepararemos tomate frito (si tienes un bote de buen tomate frito, puedes saltarte este paso). Para ello, ponemos en fuego medio, un cazo con AOVE cubriendo el fondo, y le echaremos una lata de puré de tomate (que sólo sea tomate y no tenga ningún conservante, a ser posible), y aliñaremos con sal, orégano, ajo en polvo y cebolla en polvo (si no ando con prisa, en lugar de ajo y cebolla en polvo, pico 2 dientes de ajo y 1 cebolla pequeña). También podéis echarle un poco de azúcar para quitarle acidez. 

Mezclamos bien, y cubrimos (cuidado que suele saltar y salpicar muchísimo el tomate cuando está caliente). De vez en cuando le damos unas vueltas con una pala, o cuchara de madera, removiéndolo todo bien. Recomiendo que lo probéis, antes de apartarlo del fuego, por si tenéis que corregirlo y añadirle un poco más de sal, orégano, ajo en polvo o cebolla… Déjalo en el fuego haciendo “chop chop” unos 10 minutos, y después ya podéis apagar el fuego y apartarlo quitándole la tapa.

Ahora toca lavar y cortar toda la verdura en daditos. En una olla exprés/olla a presión o robot de cocina (si lo preferís hacer en una olla normal, también podéis hacerlo, pero de la otra forma se cocina mejor y más rápido, quedando todas las verduritas muy blanditas), cubrimos el fondo con AOVE y echamos primero la cebolla con una pizca de sal, y la sofreímos. Antes de que se quede muy pochadita, echamos los pimientos cortaditos y dejamos sofreír un rato. Luego añadimos berenjena y calabacín troceados, les damos unas vueltas y finalmente echamos el tomate frito que hicimos antes (o de bote, si lo tenéis uno bueno comprado y andáis escasos de tiempo), y si queréis echamos un poco de comino o pimienta (opcional). Mezclamos bien y tapamos la olla a presión o robot de cocina. Si usáis robot de cocina le doy a la opción “guiso” “estofado” o “stew”, y selecciono unos 20-25 minutos, para que queden las verduritas bien pochaditas. En una olla exprés o a presión, habrá que probar cuánto tiempo debería ser, pero imagino que será un tiempo similar.

Mientras se hace el pisto, cogeremos 3 huevos medianos y los pondremos a hervir, para poder tener huevos duros. Es muy sencillo, simplemente en un cazo lleno de agua, colocas los 3 huevos, lo pones a fuego medio-alto y esperas hasta que rompa a hervir. Una vez que empiece a hervir, espera 10 minutos, y listo. Déjalos en agua fría para que se enfríen antes. Cuando estén completamente fríos, quítales la cáscara y córtalos en trozos muy pequeños o rállalos/pícalos.

Abre las latas de atún, escúrrelas y desmenuza bien todo el atún.

Cuando ya esté el pisto de verduras listo, sírvelo en un recipiente amplio; escurre y aparta un poco de su aceite/salsa (con 2 cucharadas es suficiente), resérvalo para hacer luego la masa de la empanada. Mezcla bien el pisto con los huevos duros y el atún y déjalo enfriar. Cuando esté a temperatura ambiente lo podrás guardar tapado en la nevera, para que se enfríe más rápido.

 

Ingredientes para masa de empanada:

  • 12 3/4 oz ó 360 g de harina (puedes usar blanca o integral, como prefieras)
  • 1 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de levadura seca de panadería 
  • 8 fl.oz. o 235 ml de agua caliente
  • 2 cucharadas de AOVE (o del aceite de la fritada/pisto que hicimos para el relleno)
  • 1 huevo batido para cubrir la tapa

Pasos:

Elegimos un bol grande, y mezclamos primero los ingredientes sólidos: harina, sal y levadura. Hacemos un orificio en el centro, y echamos ahí el aceite y el agua, poco a poco hasta que se va integrando bien en la mezcla. Seguimos mezclando y amasando, durante aproximadamente 5 minutos, hasta que conseguimos formar una masa elástica homogénea.

Cogemos un bol mediano y engrasamos con aceite. Cogamos la masa, y cogiendo los extremos los colocamos por debajo de la masa, formando una bola. Regamos con un chorrito de AOVE y frotamos por toda la superficie de la masa y pasamos la bola de masa al bol mediano ya engrasado. Cubrimos con film transparente y dejamos reposar en un lugar cálido durante unas 2 horas, hasta que doble en tamaño.

20150507-galician-empanadas-vicky-wasik-9

Trascurrido ese tiempo, la masa habrá duplicado su tamaño y llega el momento de darle forma. Espolvorear harina en la superficie en la que vayamos a trabajar la masa. Colocamos la bola de masa sobre la superficie enharinada y partimos en dos trozos, uno más grande -casi el doble- que el otro (uno será la base y otro la tapa de la empanada). Apartamos la que será la tapa y nos ponemos a estirar con un rodillo la mitad que usaremos para la base de la empanada, hasta que quede una lámina muy finita de masa.

Precalentamos el horno a 350ºF/175ºC. Elegimos una bandeja o fuente apta para el horno, a ser posible rectangular y metálica. Una bandeja rectángular metálica de las típicas para hornear galletas viene genial para que se reparta bien la temperatura por la base de la empanada. En mi caso yo le coloqué papel para hornear en la base de la fuente/bandeja de horno, pero si no tienes, puedes engrasarla con AOVE.

Pasamos la masa ya estirada a la bandeja y colocamos cubriendo toda la fuente, dejando colgando por los bordes de la fuente, hacia afuera, los extremos de la masa. Si sobra mucha masa por alguna parte, más tarde la cortaremos.

20150507-galician-empanadas-vicky-wasik-17

Ahora cubre toda la masa con el relleno que tenías en el frigorífico, formando una capa uniforme por toda la base de la empanada. sin dejar huecos, asegurándonos de que quede lisa la capa de relleno.

Volvemos a espolvorear un poco de harina en la encimera/mesa, y estiramos la masa restante para formar la tapa de la empanada. Nos aseguramos de que sea del tamaño suficiente y con la forma rectangular que necesitamos para poder cubrir la empanada. Una vez que sea una lámina bien fina, la colocamos sobre el relleno de la empanada con cuidado. 

Hay que asegurarse de que los bordes de la masa, tanto la base como la tapa, no toquen el relleno, porque si se manchan del pisto o de su aceite, luego no podrán pegarse y se abrirá la empanada.

Vamos cerrando la empanada, pegando los bordes de la base con la tapa. Hay distintas formas de hacerlo, con distintintas formas de doblado. Lo importante es que se queden bien cerrados los bordes. Si sobra masa por alguna zona, córtala con un cuchillo o tijeras. Si te ha sobrado bastante masa por los bordes, puedes utilizarla estirándola y cortándola en “cintas” para después decorar la tapa.

Una vez cerrada la empanada (y decorada con cintas de masa), pintamos la tapa con huevo batido. No se nos debe olvidar pinchar con un tenedor la tapa por distintas partes o abrirle una chimenea. Yo no me complico y simplemente pincho la tapa con el tenedor. Así evitamos que al hornearse, se formen burbujas.

Ahora ya podemos meterla en el horno unos 45 minutos hasta que esté dorada. Cuando ya esté lista, sacar del horno y dejar enfriar antes de cortar y servir. Si está muy caliente, es probable que sea más complicado de servir, ya que el relleno estará muy tierno y se nos desmenuzará. 

A modo de consejo, la empanada coge mejor el sabor si la dejamos hecha para el día siguiente. Está mucho más rica a temperatura ambiente (o fresquita del frigorífico) al día siguiente de haberse horneado y tendrá la consistencia perfecta, para poder cortarla en cuadraditos y comerla con las manos, en cualquier lugar, picnic, de excursión, fiesta de cumpleaños… Se puede guardar en la nevera después y también se puede comer fría.

empanada

empanada3

 

 

 

 

4 comentarios en “Empanada de atún

  1. Mi marido es experto empadillero pero desde que vivimos juntos solo me lo ha hecho en dos ocasiones… Nunca encontramos tiempo. Creo que tenemos que cambiar prioridades y darle más a la cocina. Según me ha comentado lo hace similar a tu, sin panificadora ni nada.
    Besos

    Me gusta

    1. Yo en España lo hacía con panificadora, pero no me salía tan rica, como en esta receta, fíjate tú! Y sí, es lo que dices, es cuestión de priorizar y buscar tiempo. Por nuestra salud! Aunque es verdad que a veces da mucha pereza jejeje

      Me gusta

  2. Pingback: Tarta de manzana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .