Salsa pesto casera (con nueces)

Desde que hace ya dos años que dejé de consumir ultraprocesados (salvo de forma esporádica, sobre todo en convenciones sociales), me cansa, frustra y desespera no encontrar determinados productos en supermercados que no cumplan con los requisitos que busco en un alimento: que no tengan aceites refinados, emulgentes, gomas, aromas o sabores artificiales, colorantes, harinas refinadas, conservantes, azúcar, mucha sal… ¿Tanto cuesta hacer las cosas bien sin perjudicar la salud del público en general? Es un tema que me pone de muy mal humor, la verdad. A mí me encanta la pasta con salsa pesto, pero no hay forma de encontrar una salsa pesto en ningún supermercado que no esté llena de ingredientes insanos.

salsa pesto hacendado

Así que a base de probar y equivocarme haciendo distintas versiones, di con la receta que más me gusta: salsa pesto con nueces.

Así que para no perderla, he decidido compartirla en el blog y así tenerla bien a mano, me pille donde me pille (ya sea en mi casa o en casa de mi madre, o de vacaciones en algún apartamento jeje). Es bien sencilla esta receta y no se necesitan muchos ingredientes, ¿os interesa? Pues tomad nota.

Tiempo de elaboración: 5 minutos

Dificultad: muy fácil

Comensales: 4

Ingredientes:

  • 200ml de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • 12-14 unidades de nueces (también puedes hacerlo con piñones)
  • 16 hojas grandes de albahaca fresca
  • 1-2 dientes de ajo
  • una pizca de sal marina
  • 1 cucharada de queso parmesano rallado
  • Opcional: unas gotas de limón (yo no le echo)

Pasos:

Lo bueno de esta receta es que no son cantidades fijas, realmente. Una vez hecha si no te convence el sabor o la textura, puedes corregirla añadiéndole más del ingrediente que creas que haga falta.

Primero empezamos picando las nueces (o el fruto seco que hayas elegido), añadimos después el ajo, previamente pelado, (yo echo 2 dientes, pero si lo quieres con sabor más suave, echa solo 1 diente de ajo), y las hojas de albahaca. Lo picamos todo en la batidora o procesador de alimentos.

Yo suelo tener una cuña de queso parmesano (a mi hija le chifla), así que recurro al rallador y rallo el queso parmesano hasta tener una cucharada de queso rallado. Si lo prefieres, puedes usar simplemente el queso rallado parmesano que venden en los supermercados, pero ojo con los ingredientes que le echan. Añado el queso rallado a la mezcla.

Finalmente echo el AOVE, y mezclo todo bien con la batidora o con una cuchara (no es necesario que quede la masa homogénea, lo importante de esta salsa es su textura). Antes de echar sal, pruebo cómo ha quedado de sabor. Ten en cuenta que el queso parmesano ya trae consigo sal. Normalmente le echo una pizca de sal marina.

salsa pesto casera

Lo bueno de hacer esta salsa en casa es que vale para diversos platos, no solo pasta, sino también pizza, pollo, o sobre unas rebanadas de pan como aperitivo… Y se puede guardar en la nevera durante bastante tiempo, sin que se estropee.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Vosotros la habéis hecho? ¿Os gusta la salsa pesto? Sé que hay tantas variantes como gustos y preferencias… ¿cómo la hacéis vosotros? ¿o sois de comprarla hecha del súpermercado?

2 comentarios en “Salsa pesto casera (con nueces)

    1. ¿Verdad? ¡Ya no hay excusas! Con lo fácil que es la receta, no entiendo por qué se empeñan en echarle tantas porquerías artificiales a las salsas que venden en los supermercados…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .