Descubriendo Massachusetts: Rockport

Este fin de semana decidimos ir el domingo a explorar algún lugar que todavía no conociéramos, que tampoco estuviera demasiado lejos (permitiéndonos hacer ida y vuelta en el mismo día), y nos acabamos decantando por Rockport, en Massachusetts.

A nosotros nos pilla algo lejos, pero nada exagerado, 1 hora y media de casa. Rockport es una ciudad pesquera que se encuentra en Cape Ann, una península al noreste de Massachusetts. Nosotros quisimos hacer un poco de todo, para que los peques no se aburriesen: primero fuimos hasta Halibut Point State Park, en el extremo norte de dicha península,  y luego bajamos hacia la localidad de Rockport.

Halibut Point State Park

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Llegar hasta Halibut Point State Park fue un trayecto fácil y agradable, al ir atravesando pequeños pueblos de la zona. Pasamos por un restaurante del que había leído muy buenos comentarios en internet, The Lobster Pool. Está poco antes de llegar al parque, a un par de minutos en coche. Nosotros ya llevábamos nuestros bocadillos, pero si vais sin nada, es una buena opción para hacer una parada y llenar el estómago de comida típica de Nueva Inglaterra, antes de seguir con la excursión. Nosotros nos lo hemos anotado para la próxima vez. Al llegar al parque lo primero que encuentras es su amplia zona de aparcamiento. El parking no es gratuito en temporada veraniega (desde Memorial Day hasta el 31 de octubre): los residentes de Massachusetts deben abonar 5$ en el parkímetro ubicado allí mismo, y los no residentes de Massachusetts 10$. En el mismo parking hay un pequeño punto de información con mapas y advertencias (como usar repelente de insectos para evitar picaduras de garrapatas y la transmisión de la enfermedad de Lyme), y 3 baños públicos (dos de ellos son baños móviles cerca de la entrada al parking, y uno de obra en la zona trasera del parking, con rampa de acceso para minusválidos). Antes de entrar en el parque, por los alrededores del parking hay merenderos para aquellos visitantes que quieran hacer un picnic.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A nosotros nada más llegar nos cayó un buen diluvio, bien propio de una tormenta de verano. De ahí los charcos. Acabamos empapados, pero en cuanto salió el sol, nos secamos pronto.

Para empezar a recorrer el parque se debe salir del parking y cruzar la carretera por el paso peatonal. Hay varios senderos, la mayoría no revisten de dificultad alguna, y son principalmente llanos. Hay algún sendero alternativo que puede resultar peligroso, pero advierten al inicio de los riesgos, y no es indispensable transitarlo para poder recorrer el parque.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este parque fue una antigua cantera de granito usada en el siglo XIX por la ciudad de Rockport. Ahora hay un gran lago rodeado de alcantilados de granito, donde habitan gaviotas, patos y otras aves de la zona. Eso sí, está totalmente prohibido el baño en este lago. Cerca del lago, hay un punto de información, con una torre observatorio construida en la Segunda Guerra Mundial, y baños, pero cuando nosotros fuimos, estaba cerrada al público por obras. Dejando atrás la zona de la cantera, se puede acceder a una zona medio escondida con una pequeña laguna y riachuelo, donde se escuchan ranas y sapos (y de hecho se ven con bastante facilidad). Si volvemos al sendero principal y seguimos adelante, llegaremos a unos alcantilados que dan al océano y ofrecen unas vistas espectaculares. Eso sí, si vais con niños pequeños, no los perdáis de vista, o mejor, dadles la mano: es una zona sin vallas o ningún tipo de barandilla y pueden caer al vacío. Hay quien se anima a explorar por las rocas que bordean la costa, aunque claramente hay carteles que no lo aconsejan.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Encontráis la rana en el estanque?

A nosotros nos hizo mucho calor, pero los niños pudieron recorrer todo el sendero principal del parque sin ningún problema (no nos atrevimos a adentrarnos en los senderos calificados como “peligrosos” en los carteles) y disfrutaron del lugar muchísimo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tras finalizar el recorrido, volvimos al coche y nos dirigimos hacia Rockport.

Rockport

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Habíais oído hablar de Rockport? Bueno, hay más de una ciudad que se llama Rockport (en Maine por ejemplo) en Estados Unidos. Pero en Massachusetts también hay un pequeño pueblo pesquero que es un destino muy frecuentado por turistas norteamericanos, principalmente, pero que fuera de este país, pocas personas han oído hablar de él, aunque se han grabados varias películas allí (como La ProposiciónThe Proposal– con Sandra Bullock).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A pesar de no ser una ciudad muy conocida fuera de EE.UU., es por algo que en los meses de verano recibe una gran oleada de turistas. La zona más visitada es Bearskin Neck, una calle histórica construida en 1695, repleta de antiguas casitas de madera cada cual de un color y con una fachada diferente, siendo todas ellas pequeñas tiendecitas de souvenirs, decoración, arte, así como locales de comida típica de la Nueva Inglaterra (cafeterías, heladerías, chiringuitos de langosta y otros mariscos…). Se puede caminar hasta llegar al final de la calle que luego se convierte en espigón, desde donde se tiene una vista perfecta del puerto, todo Rockport y del océano.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si callejeáis por el puerto, encontraréis rinconcitos así. Bien pintorescos, y característicos de un pequeño pueblecito pesquero de Nueva Inglaterra.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si paseáis por allí, podéis aprovechar y pedir una buena langosta o lobster roll en Roy Moore Lobster Co. (véase foto anterior), y llevaros vuestro boat (platito de cartón en forma de barca donde se sirve la comida en muchos lobster/fish shacks) a la calle trasera, y sentaros en el puerto. Nosotros optamos por un helado de la heladería Sundays, que tiene atrás un pequeño jardín-terraza para uso exclusivo de sus clientes, con unas vistas preciosas al puerto y al Motif no.1. Muy recomendable tanto sus helados (con más de 40 variedades) como la ubicación con esa terraza privada exclusiva.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hablando de Motif no.1, precisamente es el símbolo indiscutible de esta pequeña ciudad pesquera. Si venís a Rockport, tenéis que ir a ver esta cabaña roja de pesca que se encuentra en Bradley Wharf, en pleno puerto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Qué tiene de especial? Es una pintoresca casita de madera, pintada de rojo, en la que en uno de sus lados cuelgan unas características boyas, llamadas lobster buoys o boyas de langosta, de madera y pintadas de distintos colores (esas boyas las utilizan los pescadores para indicar dónde han colocado las trampas para pescar langostas, muy típicas de la zona de Nueva Inglaterra, originarias de Maine). Esta casita es la que más ha sido retratada por artistas de todo el mundo. Se construyó en los años 1840, y ha tenido distintos usos a lo largo del tiempo. Por los años 1930, cuando Rockport empezó a convertirse en una colonia de artistas así como de pescadores, este edificio pasó a ser tendencia y ser el “motif” (término francés para designar una temática o un elemento que se repite en sucesivas obras de arte) de muchísimos pintores noveles de la zona. De ahí que se denomine “Motif number 1” o “Motif #1”. El edificio que hay hoy en día no es el original sino una réplica, ya que una tormenta lo destruyó en 1978. Desde entonces, el ayuntamiento ha reconocido su gran valor icónico y ha hecho lo imposible para lograr una pintura que incluso cuando le acaban de dar una nueva mano de pintura, tiene ese color y aspecto de haber sido castigada por el duro clima marítimo, han evitado colocar cables, señales de tráfico o cualquier otro elemento que pueda alterar la estética del lugar (si queréis saber más detalles, podéis leer este artículo).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En el propio puerto de Rockport, si estáis buscando un baño, o queréis cambiaros de ropa para ir a la playa, tenéis un centro de información turística con baños públicos muy cerquita.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El edificio de la izquierda ofrece información turística, mapas, fuentes de agua potable y baños limpios y en buen estado.

Una vez visitado el puerto, podéis ir a la playa. Hay varias playas en esta localidad: Front Beach, Old Garden Beach, Pebble Beach y Cape Hedge Beach. Nosotros pasamos por Front Beach, pero hubo varios puntos que nos echaron para atrás: al estar en pleno centro de la ciudad, el aparcamiento está muy limitado y es de pago (35$); además su ubicación hacía que todos los turistas decidieran acudir allí, y estaba abarrotada. Puntos a favor que tiene es que tienen socorristas, agua limpia y con pocas olas, arena fina, y un edificio con duchas y baños. Además tiene a mano todo tipo de tiendas y restaurantes, y está a un paso del centro de Rockport.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Camino de Old Garden Beach, se puede ver el puerto de Rockport desde el otro lado, en una calle residencial, con casitas llenas de encanto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Foto del océano Atlántico desde The Headlands

Cuando nosotros llegamos a Rockport, decidimos alejarnos un poco y aparcar en una zona tranquila, y sin tener que pagar un riñón por estacionar el coche: nos fuimos a Atlentic Avenue, y a la altura de Harraden Avenue pudimos aparcar sin ningún problema, y de forma gratuita. Es cierto que está algo alejado del centro, pero es un pequeño paseo de 10 minutos a pie, con lo cual lo vimos conveniente: después de aparcar allí, nos acercamos a pie hasta el centro y puerto de Rockport, y luego volvimos para poder pasar un rato de playa en Old Garden Beach. Esta playa pequeñita se encuentra junto a un parque por la zona llamada The Headlands. Tiene parking exclusivo para residentes, pero no es necesario que aparquéis allí mismo, teniendo la posibilidad de aparcar en calles paralelas a poca distancia. Acabamos optando por esta playa por lo tranquila que estaba.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tenía muy poquitos bañistas, todos ellos vecinos de las casas que hay en esas calles, el agua estaba transparente, con poco oleaje, arena muy limpia y fina, sin conchillas ni piedras molestas. Sí había algunas rocas grandes en el agua que sobresalían, pero se podía entrar descalzo en el agua sin problema. Lo único que había ese día eran algas rojas en la arena de la orilla. Eso sí, esta playa no tiene socorrista ni baños, es una pequeña playa secreta que sólo conocen los vecinos de la zona. Pero las vistas de Rockport desde esta playa son preciosas, tanto desde la propia orilla como del mirador que hay arriba en el parque de la playa. Las otras dos playas, Pebble Beach y Cape Hedge Beach, quedan más alejadas del centro de Rockport, así que no fuimos a verlas, y no os puedo dar mi opinión… ¡Quizás en otra ocasión!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nosotros nos quedamos enamorados de este pueblecito pesquero y estamos ya pensando en volver para descubrir más rincones y probar algunos de sus restaurantes. Así que en cuanto tengamos otra oportunidad, ¡volveremos!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Conocíais Rockport, Ma.? ¿Os sonaba la imagen de Motif number 1? ¿Sabéis en qué película animada de Disney también aparece?

2 comentarios en “Descubriendo Massachusetts: Rockport

  1. Que sitio con tanto encanto! Una pena que me pille tan lejos 😅😅
    La verdad que te iba a decir que Rockport me suena de un libro que estoy leyendo, pero ahora ya no estoy segura, quizá fuese Rockland o fuese el de Maine. Es que manía tienen de poner el mismo nombre a distintos pueblos…
    Besos

    Me gusta

    1. jajajaja verdad, tienen la manía de repetir el nombre de las ciudades y calles por todos los estados. Luego los paquetes no llegan a la dirección correcta! (nos ha pasado… paquetes que han enviado a otra ciudad que se llama igual que la nuestra, pero en otro estado) ¿Qué libro estás leyendo? Si has visto Buscando a Nemo, el Motif no.1 sale en un cuadro en el dentista jeje o numerosas películas se han grabado en esta localidad! Pero si alguna vez vienes a la costa este de EE.UU., tienes que visitar Rockport! es parada más que obligatoria 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .