¿Tus hijos se aburren en casa cuando están malitos?

Si por algo ando más desaparecida por aquí, Youtube o Instagram es porque llevamos casi dos semanas con los peques malitos en casa. Primero fue la peque con una gastroenteritis, luego cogió algún virus más que la tuvo con fiebre, tos y mocos varios días, y cuando ella mejoró, el hermano tuvo lo que aquí se conoce como “croup” (laringitis, hablando en cristiano, vaya), luego la hermana recayó con mucha tos, mocos y fiebre también, y ahora está con lombrices (pinworms, en inglés, para los curiosos). Genial, ¿verdad?

No sé cómo lo hacen otras familias. En mi casa cuando yo era pequeña y me encontraba malita, mi madre me dejaba ver la tele todo lo que quisiera tumbada en el sofá, tapadita con una manta. A medida que me iba recuperando, dejaba la tele y volvía a mi rutina de deberes, estudiar y jugar. Con mis hijos hacemos parecido; cuando están muy pachuchos, apáticos y sin fuerzas, con muy mal cuerpo por la fiebre u otro malestar, les dejo ver una peli tumbaditos en el sofá. Pero en cuanto empiezan a mejorarse, la tele se apaga. No soy muy fan de las pantallas, aunque sí me gusta usarlas de manera limitada como una herramienta más para su educación (otra cosa es cuando están en casa de los abuelos… ¡eso ya es otro cantar y prefiero hacer la vista gorda!).

Después de tantos días de encerrona, y de muchas horas de siestas a deshoras, con fiebre, y películas con mantita, este fin de semana ya se iban encontrando mucho mejor, así que ellos mismos me pedían hacer otro tipo de actividades más estimulantes. Este fin de semana era largo porque el lunes fue festivo, al ser Veterans Day, así que nos ha dado tiempo para hacer mucho por casa. Mi hijo tenía ganas de que buscásemos “cosas de Navidad para imprimir y colorear”. Así que me puse a buscar actividades que tuviesen la oportunidad de colorear pero que además les hiciesen repasar cosillas del cole: series/patrones, sight words, escribir su nombre, números, conteo… todo dentro de una temática navideña.

Me gusta mucho la web Totschooling que conocí a través de Instagram (@totschooling), así que muchas veces recurro a esta página para imprimir algunas actividades para entretenerlos en casa. Las ilustraciones son muy curradas y llamativas, y a mis hijos les encantan. Por otro lado encontré también algunas actividades interesantes para mis hijos en otra web, que no conocía hasta ahora, Kindergarten Worksheets.

Mis hijos estuvieron entretenidos así todo el día. No tenemos una norma en casa: algunas actividades puntuales que les mandan del cole que son obviamente en inglés, las hacemos en inglés; intentamos también trabajar en español según lo que les corresponde por edad siguiendo el currículum educativo español, todas las semanas tanto en ciencias sociales, como lengua/lectoescritura, y matemáticas. Pero si veo una actividad chula que les pueda gustar y reforzar lo que están aprendiendo en el cole, tampoco tengo reparo en que sea en inglés. Así que ya que habían estado faltando al cole durante más de una semana y ellos mismos querían elegir las actividades, esta vez tocaron en inglés.

Aquí os dejo algunos enlaces de las actividades que estuvimos haciendo este fin de semana en casa por si os viene bien para las largas tardes de invierno entretener a los peques y de camino reforzar cositas que estén aprendiendo en el cole. Hay algunas actividades que son de Preschool (de la edad que tiene mi hija pequeña, es decir, para niños de unos 3 años) y otras que son de Kindergarten (el curso en el que está mi hijo, para niños de 5-6 años).

{No, no es un post patrocinado. Simplemente os comparto aquello que he encontrado interesante y puede venirle bien a otras personas en una situación similar a la nuestra}

Fuente
Este tipo de ejercicios le encanta a mi mayor, las series o “patterns”. Así que en esta ficha trabaja la lógica, pero también la psicomotricidad fina, al tener que colorear, recortar y pegar los cuadrados de abajo.
Fuente
Este ejercicio es para niños de unos 5-6 años, aunque mi hija con 3 pudo hacerlo sin ayuda. Consiste no solo en unir los puntos sino seguir el orden de los números hasta el 47. Luego disfrutaron coloreándolo.
Fuente
Mi hijo no es gran fanático de colorear, lo encuentra algo aburrido, pero cuando se trata de una actividad que implique algo más, lo hace encantado, porque se entretiene, lo hace pensar y prestar atención. Este ejercicio le gustó mucho. No sólo tuvo que asociar un número a un color, sino que tuvo que reconocer y leer las palabras que designan cada color.
Fuente
Esta actividad con las tarjetas les gustó, porque competían entre los dos hermanos, y se lo tomaron como un verdadero juego. A mi mayor le sirvió para repasar algunas sight words y aprender otras nuevas, y mi peque empezó a asociar y reconocer algunas sightwords también.
Fuente
Esto era un “must”. A estas alturas una buena actividad para hacer en familia es escribir la carta a Santa, o a los Reyes Magos o a quien queráis. Mis hijos se dedicaron a recortar las cosas que querían de un catálogo y pegarlas por detrás, y luego mi mayor intentó escribir solo y sin ayuda de nadie sus regalos sin copiarse del catálogo.
Fuente
Este ejercicio le encantó a mi hija para ir aprendiendo a escribir su nombre. Mi hijo quiso usarlo para trabajar otras palabras, así que podéis usarlo para el nombre, apellidos, o cualquier palabra.
Fuente
Este lo hicimos con clips, y también les entretuvo mucho. Aquí se trabaja el conteo. Podéis luego tunear el juego y aumentar la dificultad, haciendo sumas, si vuestros peques tienen la capacidad.
Fuente
Este ejercicio se nos quedó pendiente de hacer porque no tenemos estos rotuladores de puntos, y mis hijos querían hacerlo igual que en la foto.
Fuente
Estos puzzles les vienen genial a los dos para ir asimilando mejor la equivalencia de letras mayúsculas y minúsculas.
Fuente
¿A qué niño no le gusta la plastilina? Horas de entretenimiento aseguradas. 🙂
Fuente
Esta actividad es para los más pequeños. Para mi hija de 3 años le resultó entretenida, y ella fue la que pidió imprimirla. Pero obviamente para mi hijo mayor no le resultó nada “challenging”, con lo cual él prefirió seguir haciendo otras actividades.

Más actividades para Kindergarteners: una vez pasadas las navidades o si ahora preferís que no sean de esta temática, pero buscáis actividades divertidas y llamativas para los peques para reforzar cositas en casa, en inglés o adaptarlas al español, aquí podéis encontrar una selección de actividades para niños de 5-6 años (que en EE.UU. corresponde a Kindergarten).

Más actividades para Preschoolers: si preferís una mayor gama de actividades para niños entre los 2,5 a los 4 años, en esta sección podéis encontrar muchísimas actividades para pasar ratitos juntos en casa.

Normalmente trabajamos haciendo muchas cositas de forma práctica, cocinando juntos, yendo a museos y haciendo excursiones, haciendo manualidades… Pero algún día de mal tiempo, si llevamos mucho tiempo de encerrona, si ya han agotado todas las actividades, y quieren un ratito de pantalla, les dejo jugar un ratito en esta página web, ABCYa. Hay muchos juegos que tratan distintas habilidades y materias para niños desde Kindergarten hasta 6th grade. Me parece una gran herramienta educativa para hacer del aprendizaje y asimilación de conocimiento un juego.

¿Vosotros qué hacéis cuando están malitos o llevan muchos días encerrados en casa?

Un comentario en “¿Tus hijos se aburren en casa cuando están malitos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .