Thanksgiving en Massachusetts

El año pasado ya os comenté de pasada en el blog algunos planes que eran recomendables hacer para Acción de Gracias si estáis por Massachusetts. Por desgracia el año pasado me quedé con las ganas de ver un par de cosas, pero este año fui previsora y esta vez nos organizamos bien para poder hacer planes bien propios de esta festividad.

Obviamente lo más típico es reunirse con familia y amigos el jueves, el mismo día de Acción de Gracias, y comer un delicioso festín con platos propios de esta fiesta: pavo al horno, puré de patatas con gravy, sweet potato casserole, judías verdes, guisantes, espárragos, salsa de arándanos, stuffing, mac and cheese, jamón (no el español), dinner rolls (unos panecillos), tarta de manzana, de nuez pecana, de calabaza o batata… Se prepara tantísima comida para el almuerzo de Acción de Gracias, que suele sobrar para la cena e incluso para el día siguiente.

Nosotros este Thanksgiving lo hemos celebrado en casa de unos amigos mejicanos, que a su vez habían invitado a otros amigos suyos… Fue lo que aquí se llama un Friendsgiving. Acabamos siendo una buena piña, 4 familias con niños de edades similares, lo cual fue la fórmula perfecta para pasar un día maravilloso, entre risas, deliciosa comida, buenísima compañía, y muchas anécdotas. Nos sentíamos todos como si fuéramos todos una gran familia. No podríamos haber soñado con un día de Acción de Gracias mejor.

Pero nuestros planes temáticos con esta fiesta no se limitaron al día en sí. Si estáis por este estado en la semana anterior a Thanksgiving os recomiendo dos planes interesantes y relacionados con la fiesta de Acción de Gracias: uno es ver el desfile de Acción de Gracias en la ciudad de Plymouth, y otro ir a Plimoth Plantation, también en Plymouth.

Desfile de Acción de Gracias de Plymouth

Para comprender los motivos por los que es recomendable visitar Plymouth por Thanksgiving es necesario conocer un poco la historia de EE.UU. y los orígenes de esta celebración.

Los primeros colonos ingleses (también conocidos como peregrinos o Pilgrims) llegaron a la costa del continente americano, más específicamente en donde posteriormente se fundaría la ciudad de Plymouth, a bordo del Mayflower, el 11 de noviembre de 1620. Allí montaron campamento y conocieron a la tribu de los Wampanoag. Los nativos les enseñaron qué cultivar y cómo sobrevivir al crudo invierno; y fue gracias a ellos que los peregrinos lograron sobrevivir a su primer año en el nuevo continente y a las fuertes nevadas en invierno. Entonces decidieron festejarlo organizando una gran comida para dar gracias a Dios por haber superado un año entero en el nuevo continente, e invitaron también a la tribu de los Wampanoag en agradecimiento por toda la ayuda que les prestaron cuando acababan de llegar a terreno desconocido. A raíz de esta celebración, se acabó convirtiendo en tradición hacer una fiesta de reunión familiar y de amigos que tendría lugar después de las últimas cosechas, el cuarto jueves de noviembre (aunque hay diversas historiadores que aseguran que realmente la costumbre de realizar una fiesta así en celebración y agradecimiento a Dios por las buenas cosechas ya existía en Europa, y los Pilgrims simplemente trajeron esta tradición al nuevo continente).

Una vez asentados y adaptados al nuevo lugar fundaron la ciudad que hoy en día se conoce como Plymouth, una ciudad llena de historia, que merece la pena visitar. Tenéis más información sobre ello, aquí.

Debido a toda la historia que hay detrás del nacimiento de la ciudad, se organiza uno de los desfiles de Acción de Gracias más importantes de EE.UU.. Éste tiene la particularidad de ir narrando a través de las carrozas la historia de este país de forma cronológica, desde la llegada de los primeros Pilgrims ingleses, hasta la actualidad.

A diferencia del archiconocido y tan mediático desfile de Macy’s de NYC que tiene lugar la mañana de Thanksgiving, éste desfile de Plymouth se organiza el sábado antes de Acción de Gracias. El año pasado me pilló desprevenida, y pensaba que sería el sábado posterior a la fiesta, o en el mismo día de Acción de Gracias, y nos lo perdimos. Pero de los errores se aprende, y la experiencia es un grado, así que ahora estuve atenta en Facebook para saber cuándo tendría lugar el desfile, ¡y esta vez no se me escapó ni un detalle!

Aunque se formaron otros eventos en Facebook sobre el desfile, el único que era correcto es el que os he enlazado en el párrafo anterior. El desfile tiene lugar el sábado 23 de noviembre a las 11 de la mañana. El recorrido no es muy grande: empieza en la esquina de Court y Nelson Street, pasando por Main Street y Water Street, hasta terminar al final de Cole’s Hill.

Aunque el desfile empieza a las 11, a las 10:30 tiene lugar la ceremonia de inauguración/apertura en el historic Waterfront (paseo marítimo). Para todo este evento cortan calles y restringen el aparcamiento por la zona. Así que toca llegar con tiempo y buscar un lugar para aparcar… Podéis aparcar lejos sin problemas, y coger un bus shuttle gratuito que ponen exclusivamente para acercar a la gente al lugar del desfile. Nosotros preferimos arriesgar un poco e intentar aparcar lo más cerca posible. Según leí en discusiones de Facebook se puede aparcar en North Plymouth sin ningún problema. Nosotros cuando llegamos nos liamos con el GPS, y acabamos en la 3A, con un atascazo tremendo (como era de esperar). Obviamente ya estaban cortando las calles, y la policía desviando el tráfico. Finalmente conseguimos aparcar en una calle perpendicular, creo que era Castle Street. Desde ahí fuimos caminando siguiendo la marea de gente, por la 3A hasta que llegamos a la Holmes Reservation. Al ver que la gente ya se quedaba ahí sentada cogiendo sitio, decidimos hacer igual y no cansar más a los niños caminando hasta la esquina de Court Street con Nelson Street (que es el lugar de inicio del desfile, oficialmente). No llegamos con demasiada anticipación, más bien justitos de tiempo, pero pudimos aparcar bien y encontrar lugar para sentarnos a ver el desfile.

El desfile empezó pasadas las 11, y duró 1 hora aproximadamente. Fue muy entretenido y a ninguno nos resultó aburrido ni pesado, sino al contrario. Además era una oportunidad excelente para ir explicando y contando la historia de EE.UU. y de la celebración de Acción de Gracias a los niños, mientras íbamos viendo las carrozas pasar.

Cornucopia, o cuerno de la abundancia, es símbolo típico de Thanksgiving.

En muchas de las carrozas iban personas disfrazadas personificando a aquellos primeros habitantes de norteamérica. Entre carroza y carroza, también participaban en el desfile coches antiguos, tanques, bandas, soldados, etc. Y muchos de ellos repartían juguetitos y bolsitas de arándanos a los niños del público, una sorpresa que mis hijos no se esperaban.

El característico pavo de Acción de Gracias, disfrazado de Pilgrim.

Lo único que a mis hijos no les gustó porque se asustaban fueron los disparos que de vez en cuando producían los participantes en el desfile, haciendo una demostración de las armas. Así que imagino que para personas y niños altamente sensibles o para personas con autismo, puede no ser tan buen plan.

Una vez finalizado el desfile, volvimos al coche y fuimos a visitar la Plimoth Plantation.

Plimoth Plantation

Plimoth Plantation es un museo viviente que está a las afueras de la ciudad de Plymouth. Representa cómo fue la primera colonia de los Pilgrims cuando llegaron en 1620 y cómo era un asentamiento nativo de la tribu de los Wampanoag. Han reconstruido las casas de los colonos y wetu (las tiendas de los Wampanoag) formando dos pequeños poblados.

Nosotros fuimos con un pase de la biblioteca que nos permitía acceder con un 50% de descuento en la entrada (os recomiendo que reservéis el pase con antelación si planeáis visitar este museo en vísperas o en las vacaciones de Thanksgiving). Aunque abre a las 10 de la mañana, nosotros fuimos sobre las 13h, tras ver el desfile de Acción de Gracias. Para ir desde Plymouth hasta Plimoth Plantation, es necesario ir en coche, ya que estos poblados están a las afueras, lejos del centro histórico de Plymouth. De todas formas hasta las 5 de la tarde está abierto, y en 2 ó 3 horas da tiempo a visitarlo todo.

Tras haber visitado Old Sturbridge Village este verano, Plimoth Plantation me ha decepcionado bastante, si os soy sincera. Es mucho más pequeño en comparación, no hay apenas carteles informativos, y muy pocas personas haciendo el papel de los primeros habitantes de Plymouth o de los Wampanoag, con lo cual era complicado encontrar alguien que te pudiera informar del contexto histórico, de cómo vivían, y detalles de su día a día. Me habían hablado muy bien de este museo, sin embargo, cuando hemos ido me resultó decepcionante, sobre todo teniendo en cuenta el precio original, que no es nada barato. Únicamente había una chica nativa en un wetu explicando alguna cosa, y afuera otra chica junto a una pequeña colección de juguetes de la época, mezclados los que usaban los nativos y los ingleses recién llegados. Pero no te explicaba realmente cómo se utilizaban esos juguetes, aunque sí te dejaba tocarlos y probarlos. En el poblado inglés había algunas casas más, había huertos, ganado, unos hornos, un fuerte, y ya está. Había en total 5-7 personas en todo el poblado repartidas en algunas casitas, que en ese momento estaban atizando el fuego de las chimeneas. No explicaban mucho, y cuando explicaban lo hacían en inglés antiguo. Lo cual está muy bien por el tema del contexto histórico, pero para niños pequeños complicaba su comprensión.

La réplica de las casas y de los wetu es excelente y realmente parece que has viajado al pasado y estás en medio de un poblado de la tribu Wampanoag o de una aldea de colonos ingleses. La indumentaria, mobiliario, accesorios, animales, huertos… todo era acorde a la época y realmente te ayudaba a sumergirte en el contexto histórico en el que convivieron Wampanoags y Pilgrims en el siglo XVII.

En el wetu, una chica, nativoamericana, descendiente de los Wampanoag, responde a las preguntas de los visitantes.

Hay que añadir que con la entrada a Plimoth Plantation, tienes incluido acceso al Plimoth Grist Mill y creo que también al State Pier en el Waterfront de Plymouth. Me falla la memoria ahora mismo, y en la página web no figura ya esta información, ya que a partir de diciembre cierran hasta la primavera. En otras ocasiones se puede también ir a visitar la réplica del Mayflower, pero actualmente está en restauración hasta 2020, y no se encuentra en Plymouth. Dado que el Plimoth Grist Mill, por ejemplo, está en la propia ciudad de Plymouth, lejos de Plimoth Plantation, tengo entendido que las entradas te valen durante dos días seguidos para que sea posible visitar cada lugar sin agobios de horarios. De todas formas, mejor consultar esta información en la propia página oficial cuando la actualicen la próxima temporada.

También, si tienes suerte, quizás mientras estés visitando hacen alguna exhibición o taller en los que el público puede participar. Ahí mi marido e hija manejando una lanza siguiendo órdenes de un Pilgrim.

Nosotros nos limitamos a visitar únicamente las exposiciones de interior, la aldea inglesa del siglo XVII y el poblado Wampanoag, es decir, exclusivamente la Plimoth Plantation. El molino de agua, o el centro histórico de Plymouth decidimos no visitarlo esta vez, porque ya lo habíamos visitado el año pasado, y así estábamos más tranquilos. A los peques les encantó, sobre todo les fascinó ver cómo vivían los Wampanoag, ya que en España no tenemos nada igual, y conocer a los descendientes de la tribu que actualmente trabajan allí.

Y estad atentos que esto os puede interesar: tras tres años de mucha dedicación, los trabajos de restauración del Mayflower terminarán en la primavera de 2020, y tendrá lugar en Boston, junto al USS Constitution, un festival gratuito del 14 al 19 de mayo de 2020, en el que volverá a zarpar el navío. Aquí irán actualizando los detalles de este evento.

¿Qué mejor plan para Thanksgiving que ir a conocer en detalle la ciudad en la que se originó todo? ¿Qué mejor que viajar al pasado y saber más de aquellos Pilgrims y de los Wampanoag? Thanksgiving es una ocasión especial para reunirse con familia y amigos, y dedicar tiempo de calidad, disfrutando de un delicioso festín, pero también es una buena oportunidad para saber más sobre la historia de este país, en un desfile único que no se encuentra en ningún otro lugar de Estados Unidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .