Ciudades americanas con historia: Lexington

Ayer terminaron las vacaciones de invierno llamadas February/Winter Break, que suelen ser en la tercera semana de febrero y tienen todos los escolares, no sé si en todos los estados, pero al menos aquí sí en Massachusetts. Y aprovechando que ayer hacía un bonito día de sol y buenas temperaturas (para el invierno de Nueva Inglaterra), decidimos salir a explorar y conocer una conocida ciudad de gran relevancia en la historia de Estados Unidos: Lexington.

Lexington es una ciudad que está a poca distancia de Boston, a una media hora en coche, además de estar conectada con la capital de Massachusetts con otras alternativas de transporte (ya sea tren o bus). Lo cual la convierte en una buena opción para hacer una visita express, se tenga o no vehículo propio, y empaparse de historia de este país.

¿Por qué es tan conocida?

Lexington fue el lugar en el que tuvo lugar el primer conflicto de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. De hecho, tras la batalla en Lexington (que estalló al alba del 19 de abril de 1775), continuaron otras batallas en Concord, LincolnArlington y Cambridge, pero comúnmente se las conoce en su conjunto como las Batallas de Lexington y Concord.

Todo empezó la noche del 18 de abril de 1.775, cuando Paul Revere acudió desde Boston hasta Lexington para avisar a Samuel Adams y John Hancock de que las tropas británicas venían de camino para arrestarlos y hacerse con las armas que tenían escondidas en Concord e impedir así la rebelión de los colonos americanos. Gracias a ello, consiguió dar una ventaja importante que repercutió en el desenlace de la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos. Con la primera luz del alba del 19 de abril, comenzaron los primeros disparos en Lexington. Tras una derrota aplastante, los británicos marcharon hacia Concord. La batalla en Lexington dio tiempo a la milicia de Concord para organizarse en el Old North Bridge, donde fueron capaces de hacer retroceder a los británicos y evitar que les capturasen y destruyesen sus almacenes de armas. Todo esto ocurrió el 19 de abril de 1775.

Por eso, cada año, el tercer lunes de abril, la ciudad celebra el Día de los Patriotas (Patriots’ Day). Los eventos comienzan con el Paseo a Caballo de Paul Revere (Paul Revere’s Ride), y reproduciendo las batallas de Lexington y Concord. A las 6 de la mañana (intentando ser fieles a la hora en la que empezó todo), hay una representación de la batalla en Battle Green, con numerosos disparos allí, así como en la Buckman Tavern (pues no se sabe con certeza cuál fue el lugar exacto en el que tuvo lugar el primer disparo). Así que si os interesa saber qué actividades, eventos y representaciones que tienen lugar durante el fin de semana previo y el tercer lunes de abril (¡y son muchas!), podéis consultar todos los detalles aquí.

¿Qué visitar en Lexington?

Munroe Tavern: sirvió como base y hospital durante la guerra, y ahora tiene en exposición artículos de la visita que el presidente Washington hizo al campo de batalla en Lexington en 1789, así como otros objetos utilizados por la familia Munroe cuando dirigían la taberna de 1770 a 1827. Durante el invierno está cerrado al público, abre a partir del 4 de abril de 2020, y podéis ver más información de horarios de apertura, de visitas guiadas aquí.

Battle Green: también conocido como Lexington Green, es un pequeño parque o jardín que se ubica en pleno centro de Lexigton, y fue el lugar en el que se desarrolló la primera batalla de la Guerra de la Independencia. Allí encontrarás diversos monumentos vinculados con la batalla de Lexington, y aunque se puede vistar durante todo el año, durante los meses de primavera, verano y otoño se pueden hacer visitas guiadas gratuitas, llevadas a cabo por park rangers y empleados disfrazados con vestimenta propia de la época colonial. Asimismo aquí es donde se representa anualmente el tercer lunes de abril la batalla de Lexington.

Lexington Visitors Center: localizado en el Cary Memorial Building, allí puedes encontrar mapas, folletos y todo tipo de información turística que necesites saber. Asimismo también tienen tienda de souvenir y regalos.

Buckman Tavern: taberna construida en 1710 que acogía a locales y viajeros, y sirvió como lugar de reunión; en ella esperaron el capitán Parker y su milicia a que llegasen los británicos el 19 de abril de 1775. Se puede visitar con audio-guía a partir del 7 de marzo de 2020 (durante los meses de invierno permanece cerrada).

Hancock-Clarke House: fue la casa del reverendo Jonas Clarke que acogió a John Hancock y Samuel Adams la noche en la que Paul Revere llegó a lomos de su caballo a avisarlos de la llegada de los británicos. Originalmente la casa era del abuelo de John Hancock, el reverendo John Hancock (compartían nombre abuelo y nieto), pero luego la habitó su sucesor, el reverendo Clarke. Dentro se han conservado reliquias del 19 de abril de 1775, así como muebles y cuadros de las familias Hancock y Clarke. Durante el invierno permanece cerrada, pero abre sus puertas a partir del 4 de abril de 2020, pudiendose hacer visitas guiadas a partir de las 10 de la mañana, cada hora.

Old Burying Ground: en este cementerio que se remonta a 1690 se pueden encontrar las tumbas de los reverendos John Hancock y Jonas Clarke, así como la tumba de un soldado británico que tras ser seriamente herido en la batalla de Lexington el 19 de abril, falleció finalmente pocos días después, el 22 de abril, en lo que hacía de hospital de campaña, la taberna Buckman. Asimismo en este cementerio se enterraron a 8 soldados de la milicia de colonos americanos (llamados Minutemen) que murieron en combate en la batalla del 19 de abril de 1775, pero posteriormente en 1835 se trasladaron sus restos al Battle Green; igualmente se pueden localizar los lugares exactos en los que estuvieron enterrados en el Old Burying Ground, ya que se encuentran marcados. El acceso al cementerio es gratuito y está abierto al público durante todo el año. Si tenéis curiosidad y queréis saber el lugar exacto de cada tumba y monumento del cementerio, un boy scout de la localidad, como parte de un proyecto y liderando a su grupo de boy scouts, se encargó en 2014 de elaborar un mapa, fotografiando y localizando cada lápida, y hoy en día su minucioso trabajo está al alcance de cualquiera aquí.

Old Belfry: también conocido como The Belfry (que significa “campanario”), es una torreta de madera que originalmente se erigía en el Green Battle con el fin de llamar al pueblo a la oración así como para alertar de cualquier peligro inminente o informar de que alguien de la localidad había fallecido. Un vendaval destruyó la original en 1909, así que en 1910 la Historical Society levantó una réplica exacta en otro lugar, cercano al Green Battle (podéis leer más aquí). Se puede visitar durante todo el año, de forma gratuita, y cada año el Día de los Patriotas suena la campana que tiene (del siglo XIX) para anunciar el comienzo de la recreación de la batalla de Lexington. Eso sí, no es accesible para personas minusválidas, que necesiten silla de ruedas, andador, muletas o tengan dificultades para caminar, ni para carritos de bebé, ya que se encuentra en la cima de una pequeña colina (Belfry Hill) con terreno irregular, y suelo de rocas y tierra (o barro).

Minute Man National Historical Park: es un parque con un gran valor histórico, campo de batalla en las batallas de Lexington y Concord, con numerosos puntos de interés turístico (como el Old North Bridge -donde se dieron los disparos para avisar a los ciudadanos de Concord de la llegada de los británicos -aunque el original se destruyó por orden de la ciudad de Concord en 1793, y el que hay ahora es una réplica), ya que no sólo es el lugar por el que tuvieron que atravesar los Minutemen (los colonos americanos) y los Redcoats (o Casacas Rojas, llamados así a los soldados británicos), sino también es el lugar en el que vivió y se inspiró Louisa May Alcott a la hora de escribir su novela Mujercitas, por ejemplo. Además durante Patriot’s Day, allí llevan a cabo una recreación de las batallas del 19 de abril de 1775. Asimismo los park rangers (guardabosques o guardia forestal) se encargan, algunos ataviados con ropa propia de la época colonial, de hacer visitas guiadas y están dispuestos a responder cualquier preguntas que los visitantes tengan sobre el parque, la historia, o cualquier detalle de la zona.

Afortunadamente todos estos puntos de interés turístico están muy próximos unos de otros, haciendo posible ir caminando de uno a otro en relativamente poco tiempo. La excepción es el Minute Man National Historical Park, que se encuentra algo más alejado del centro de Lexington (según Google Maps a algo más de media hora a pie desde el Battle Green), pero igualmente se puede llegar hasta este parque histórico dando un paseo. Nosotros nos quedamos con las ganas de visitarlo, así que estamos pensando en repetir excursión en abril, para poder presenciar algunas de las recreaciones que realizan (las que son en horario infantil) y visitar los edificios por dentro. Por cierto, la entrada de adultos a cada taberna y casa Hancock-Clarke cuesta 10$/casa, pero se puede comprar un pack de entradas de las tres casas por 20$; la entrada para niños de 6-16 años es a mitad de precio (5$/casa o 10$ las tres casas), y los niños menores de 6 años no pagan entrada. Podéis consultar precios y comprar tickets aquí.

¿Conocíais Lexington y su papel en la historia de Estados Unidos? ¿La habéis visitado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .